Un niño de Florida, amante del fútbol americano, creyó que era una buena idea llegar al partido de su equipo con una sorpresa especial: una playera con el logotipo de su equipo hecho a mano y engrapado a la tela.

La acción causó la conmoción de su maestra, quien enternecida, decidió tomarle una fotografía al pequeño y compartirla en sus redes sociales para animar al niño, quien había sido molestado por sus compañeros ante el resultado de su creatividad.

Pero la historia no terminó allí, sino que la maestra de este niño, decidida a conseguir la playera oficial del equipo deportivo, realizó otra publicación en la que pidió ayuda para cumplir el sueño de su alumno.

Esta segunda publicación se hizo viral en poco tiempo y llegó a los ojos de los deportistas, quienes enviaron al niño una caja llena de dulces y ropa alusiva.

Cuando la tienda oficial de los jugadores supo a fondo la historia de este pequeño, y todo por lo que había pasado, decidió hacerle un regalo especial: su logotipo fue impreso en toda la nueva mercancía del equipo, anunciando que sería la imagen oficial por algunos meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here